• Jose Luis

PERÚ, CINCO AÑOS DESPUÉS


#dakar2018

Para su 40ª edición, que será también la 10a en el continente sudamericano, el Dakar vuelve a encontrarse con el Océano Pacífico y, sobre todo, con las dunas de Perú, que los pilotos afrontarán después de haber disfrutado durante algunos días de la capital, Lima. La selección continuará en Bolivia, donde tendrá lugar la jornada de descanso en el fantástico ambiente de La Paz. Pero en entusiasmo y buen humor, pocos les ganan a los argentinos, en especial a los oriundos de Córdoba, donde por primera vez se celebrará la llegada final del Dakar.

" El regreso a Perú para una estancia más larga que la de 2012 y 2013, nos abrió la posibilidad de explorar sectores todavía desconocidos, y probar todas las arenas del país, para lanzar el Dakar sobre bases más elevadas. Exigente en el plano físico, magnífica en términos de paisaje, la secuencia boliviana sumergirá a los aventureros en una experiencia de la resistencia extrema. Quedarán, sin embargo, otras pruebas decisivas que afrontar en Argentina, donde el Dakar alcanzará su pico de dificultad, teóricamente, en la etapa de Super Fiambalá. Ese será el momento en que hará falta brillar para triunfar en Córdoba "

RECORRIDO 2018: 40 AÑOS RUGIENDO

Sábado 6 de enero - Etapa 1 / Lima-Pisco: 272 km (SS: 31 km) Un poco de arena show En Perú, entramos en seguida en el tema principal de la secuencia que se abre durante cinco días: la arena. Para empezar, la ración servirá para abrir el apetito a los mejores especialistas. Todos los demás, deberán aprovechar para ajustar los automatismos específicos del pilotaje. Un hermoso descenso antes de llegar a orillas de un lago que ya exigirá finura y precisión en la conducción.

Domingo 7 de enero - Etapa 2 / Pisco-Pisco: 278 km (SS: 267 km) Los copilotos tienen la palabra El bucle dibujado frente a Pisco es un 90% de fuera de pista. Para este ejercicio de navegación, los coches tendrán el privilegio de ser los primeros en lanzarse... privados del rastro que deja habitualmente el paso de las motos. El riesgo de hundimiento se reducirá con el relativo frescor matinal, pero nada será fácil en los cañones de los 40 primeros kilómetros de especial, ni en las dunas escalonadas posteriores.

Lunes 8 de enero - Etapa 3 / Pisco - San Juan de Marcona: MQ, 501 km (SS: 295 km) / AC, 502 km (SS: 295 km) Ventaja, “fuera de pista” En ese punto, los avezados del Dakar están aún en el calentamiento. El gran desafío de la jornada se juega mayoritariamente fuera de pista, sobre un chott, pero también entre los cañones. Las motos y quads se separarán durante unos quince kilómetros del trazado principal, sin aumentar la distancia del día. Los recién llegados al rally, algunos de los cuales ya habrán enfrentado dificultades, empezarán a perder frescura.

Martes, 9 de enero - Etapa 4 / San Juan de Marcona - San Juan de Marcona: 444 km (SS: 330 km) ¡En fila! La playa donde se activa el cronómetro es perfecta para una salida en línea, con bellas filas de 15 para las motos, y concursos de aceleración de cuatro en cuatro, para los coches. Tras esta sesión de sprint en la playa, los pilotos iniciarán uno de los sectores arenosos más largos que ha abordado el Dakar: ¡Un total de 100 kilómetros, con dunas de todos los tamaños! Las distancias pueden alargarse en esta especial, sobre todo porque el último cañón será difícil de encontrar... RECORRIDO 2018: 40 AÑOS RUGIENDO Marc COMA, Director deportivo del Dakar

Miércoles, 10 de enero - Etapa 5 / San Juan de Marcona-Arequipa: MQ, 770 km (SS: 264 km) / AC, 932 km (SS: 267 km) Cada cual su turno Particularidad del día: motos y quads por un lado, coches y camiones por el otro, iniciarán la carrera de madrugada por los dos tramos de la especial del programa. Serán pues las tripulaciones las primeras en conocer la arena de Tanaka, encadenando, por ejemplo, montañas de dunas a lo largo de unos treinta kilómetros. El enlace para volver a Arequipa será largo para todos. Y la llegada al campamento, previsiblemente tardía.

Jueves, 11 de enero - Etapa 6 / Arequipa-La Paz: 758 km (SS: 313 km) Subimos de nivel El Dakar deja Perú y el desierto para abordar la montaña. Las pistas se vuelven rápidas y apenas dejan tiempo para echar un vistazo a los numerosos lagos que se encuentran en el trayecto. La salida del segundo sector cronometrado se dará a orillas del lago Titicaca. La entrada al Altiplano boliviano exige a los pilotos y a las tripulaciones adaptarse a la altitud: ya se navega a 2.500 metros. Un día de descanso en la capital del país permitirá aclimatarse.

Viernes, 12 de enero - Jornada de descanso en La Paz

Sábado, 13 de enero - Etapa 7 / La Paz-Uyuni: 726 km (SS: 425 km) / C, 669 km (SS: 368 km) ¡Sobre ruedas! El paso por la frontera supone un cambio de chip, que se instalará rápidamente en el disco duro de pilotos y copilotos. En este nuevo escenario, el kilometraje diario aumenta y las dunas desaparecen temporalmente del paisaje. Sigue siendo necesaria la vigilancia en las pistas rodantes que representan lo esencial del programa en la ruta de Uyuni. Una vez en el cuartel, se abre el parque de trabajo para los vehículos, salvo para los de asistencia, en esta etapa maratón.